Laparoscopia Pélvica

Martes, 16 Septiembre   

Los órganos reproductivos femeninos se encuentran en la pelvis. Las trompas de Falopio conectan los ovarios con el útero.

Se hace una incisión de media pulgada en la piel que está por debajo del ombligo, mientras el paciente se encuentra profundamente dormido y sin sentir dolor (bajo anestesia general).

El abdomen se llena con aire para facilitar la visualización de los órganos de la cavidad abdominal. Se introduce el laparoscopio para poder observar el área. Se pueden insertar instrumentos a través del laparoscopio para obtener muestras de tejido o para realizar ciertos procedimientos quirúrgicos. Después de la laparoscopia, se deja salir el gas y se sutura la incisión.

Por lo general, los pacientes pueden regresar a su casa en las 24 horas siguientes a la cirugía. Los resultados dependen del procedimiento realizado y de la enfermedad que se haya encontrado. Cirugia