Hidrocele Reparación quirúrgica

Martes, 16 Septiembre   

Durante la evolución fetal, la cavidad del escroto en los niños se conecta a la
cavidad abdominal vía una estructura llamada processus vaginalis. El processus
vaginalis se cierra, por lo general, en el nacimiento o poco tiempo despuésCuando el processus vaginalis no se cierra o se cierra después de que el líquido del
abdomen queda atrapado en la cavidad escrotal, se llama hidrocele.

El canal (canal inguinal) entre la cavidad abdominal (peritoneo) y el escroto permanece abierto. El líquido del peritoneo entra en el canal y en el escroto y ocasiona la inflamación del escroto. En algunos casos, el intestino puede atravesar también el processus
vaginalis hasta el interior del escroto.

Esto se llama una hernia inguinal. Si un hidrocele persiste más allá de los primeros 6 ó 12 meses de vida, debe repararse quirúrgicamente. La hernia inguinal en los lactantes se repara normalmente dentro de los primeros tres meses de vida. Durante un examen físico, a veces es difícil distinguir un hidrocele de una hernia inguinal.

Se realiza una incisión justo arriba de la ingle, mientras el bebé se encuentra
profundamente dormido y sin sentir dolor (bajo anestesia general). Se repara el canal
abierto entre la cavidad abdominal y el escroto (canal inguinal), el líquido es
extraído del escroto y se cierra la incisión.

La cirugía, por lo general, corrige el defecto por completo y el pronóstico a largo
plazo es bastante bueno. La reparación del hidrocele se practica de una manera
ambulatoria y la recuperación es generalmente corta. La mayoría de los niños puede
retomar sus actividades normales entre cuatro y siete días después.