Gastrectomía

Martes, 16 Septiembre   

El estómago conecta al esófago con el intestino delgado y tiene como función
descomponer los alimentos en pequeñas partículas que puedan ser absorbidas por el
intestino delgado.
En caso de problemas gástricos crónicos como úlceras, obesidad o cáncer, se puede
recomendar la extirpación parcial o total del estómago.
Se hace una incisión en la piel sobre la región pilórica del estómago.
Se extirpa la parte afectada del estómago y el intestino delgado se une a la parte
restante para conservar la integridad del tracto digestivo.
Después de la cirugía, el paciente permanece con sonda nasogástrica para mantener el
estómago vacío y en reposo. Al cabo de algunos días, cuando el estómago comience a
funcionar de forma normal, se puede retirar la sonda y el paciente puede ingerir una
dieta líquida clara y gradualmente llegar a una dieta normal y completa. Cirugia