Esguince de Tobillo

Martes, 16 Septiembre   

La articulación del tobillo conecta el pie con la pierna y permite que el pie se mueva hacia arriba y hacia abajo y en un movimiento hacia adentro y hacia afuera. Hay músculos, tendones y ligamentos que rodean el tobillo suministrando la estabilidad que la articulación que el tobillo necesita para caminar y correr.

La forma más común como se puede lesionar el tobillo es por medio de un esguince y cuando éste se presenta, los ligamentos en el tobillo se estiran o se desgarran parcial o totalmente. El tipo de esguince más común es una lesión por inversión, donde el pie es rotado hacia adentro. Los esguinces de tobillo pueden ir de leves a moderados y severos. El esguince de tobillo tipo I es leve y ocurre cuando se ha presentado un estiramiento o desgarro mínimo en los ligamentos.

El esguince de tobillo tipo II es de nivel moderado y ocurre cuando algunas de las fibras de los ligamentos se han desgarrado completamente.
El esguince de tobillo tipo III es el más severo y ocurre cuando el ligamento completo está desgarrado y se presenta una enorme inestabilidad en la articulación del tobillo. Cirugia