Cirugías cardíacas

Martes, 16 Septiembre   

En estas cirugías lo más importante es el tipo del defecto, la gravedad del mismo y el momento de la presentación. A diferencia de las anteriores son las de más difícil diagnóstico ecográfico obstétrico, aún de difícil sospecha. Se cuenta en algunos casos puntuales con un tipo de ecografía especial, llamada doppler color, que realizadas por manos expertas, como la de un cardiólogo pediátrico pueden acercarse a algunos diagnósticos. Lamentablemente, el mayor grupo de bebés con cardiopatías congénitas carecen de síntomas en las primeras horas, días y hasta semanas de vida, uno de los motivos por los que la consulta periódica al pediatra en el primer mes es de vital importancia.
Para resumir la complejidad de todo este gran grupo, las alteraciones más graves y que en general requieren tratamiento precoz, consisten en combinaciones de aperturas de orificios y comunicaciones entre cavidades que normalmente no existen, estrecheces de arterias y venas de gran calibre que salen o entran al corazón y/o mala posición de las mismas.