Agrandamiento del mentón (genioplastia)

Martes, 16 Septiembre   

La mandíbula o maxilar inferior determina en gran medida el perfil facial y la alineación de los dientes superiores e inferiores. Éstos deben estar alineados correctamente para una mordida normal.
Los mejores candidatos para un agrandamiento del mentón o genioplastia son pacientes con mentón incompleto o retraído (microgenia), pero con una mordida normal. Las expectativas de verse y sentirse mejor después de una cirugía deben analizarse con el cirujano plástico antes de cualquier intervención quirúrgica, teniendo en cuenta que el resultado deseado es el mejoramiento, no la perfección. El perfil facial puede equilibrarse alargando el mentón con relación a la nariz. La genioplastia reconstructiva para corregir la disfunción de la mordida puede realizarse conjuntamente con la cirugía del maxilar. Miles de genioplastias se realizan con éxito cada año. La cirugía puede llevarse a cabo en el consultorio del cirujano, en un hospital o en un centro de atención ambulatoria.
Un método quirúrgico consiste en hacer una incisión dentro de la boca, a lo largo del surco inferior (referencia dentro de la mandíbula), a fin de tener acceso al hueso del mentón. No se realizan incisiones en la piel.